Vidrio

Si preguntásemos a cualquier persona qué materiales se pueden reciclar, seguro que reciclar vidrio seria una de sus primeras respuestas. Y es que el vidrio tarda mucho tiempo en degradarse, según los expertos se estima que una botella de vidrio tarda unos 4.000 años en desaparecer. Por eso, es importante intentar reciclarlo.

Botellas de vidrio


Diferencia entre vidrio y cristal

¿Algunos de los lectores pensarán, pero reciclar vidrio y cristal no es lo mismo? Pues lo cierto es que no son sinónimos y por lo tanto no se reciclan igual.

Cristal

  • Contiene óxido de plomo, que le otorga alguna de sus características, como el sonido y el brillo. No se puede fundir junto al vidrio ya que el cristal requiere una temperatura distinta.
  • Las moléculas, componentes y átomos que forman el cristal están dispuestos siguiendo un sistema ordenado, unas leyes perfectamente establecidas que hacen posible las formas definidas con ejes y planos de simetría.
  • Los cristales son creados por la naturaleza y se encuentran en diferentes formas, como el cuarzo. Casi todos los cristales se crean después de la cristalización de los gases a presión en la estancia interior de cavidades rocosas aunque es cierto que también hay vidrios formados por la naturaleza siguiendo el mismo método de fundición: como la obsidiana o vidrio volcánico, que se crea debido a las altas temperaturas generadas dentro de los volcanes; o las fulguritas, que se crean cuando un rayo cae en la arena.
  • Fundición: 1.100 grados Fahrenheit (593 grados Celsius) durante media hora

Vidrio

  • El vidrio es un material cerámico inorgánico, transparente, amorfo, duro y frágil.
  • Está compuesto de arena de sílice, caliza y carbonato de sodio.
  • El punto de fundición del vidrio es a unos 1.000-1.400 grados centígrados.

Hay que destacar que las diferencias anotadas en este artículo son diferencias a grandes rasgos, pues hay distintos tipos de cristales, así como existen distintas variedades de vidrios, pero no se trata de ser expertos, sino de aprender a reciclar correctamente y el por qué conviene hacerlo bien.

¿Dónde reciclar vidrio?

El contenedor verde es el contenedor destinado al vidrio. Hemos visto la diferencia entre vidrio y cristal que es muy interesante, pero, ¿Cómo se dónde debo tirar cada cosa? Muy sencillo, sigue leyendo para estar 100% seguro sobre dónde has de depositar cada material.

Contenedor verde para vidrio

¿Qué tiramos al contenedor del vidrio?

  • Tarros y envases de vidrio: de salsas, de encurtidos y conservas, de cosméticos, de perfumes, mermelada, miel, etc.
  • Botellas de vidrio: de agua, de cerveza, de vino, de vino, de zumos, refrescos, etc.

¿Qué no debemos tirar al contenedor del vidrio?

  • Cosas de cristal o vidrio no reciclable: bombillas, menaje del hogar como copas, vasos, platos, ceniceros , ventanas, espejos. Estos elementos tenemos que llevarlos al punto limpio o punto verde de tu ciudad.
  • Tapones y tapas: los tapones de plástico Y/o metal deben tirarse al contenedor amarillo y los tapones de corcho, su sitio es el contenedor de materia orgánica.
  • Etiquetas: otra de las cosas que deberíamos hacer antes de tirar una botella de vidrio y que muchos de nosotros ignoramos o no hacemos, es retirar las etiquetas.
  • Bolsas de plástico: aunque sea obvio, no debemos arrojar al contenedor del vidrio las bolsas de plástico en las que transportamos los envases.
  • Otros materiales: como barro, cerámica, metacrilato, azulejos, etc.

¿Por qué no se debe tirar cristal en el contenedor de vidrio?

Tarros, frascos y botellas de vidrio, sí. Un vaso, una copa u otros materiales de cristal, no. La verdad es que los materiales de una botella no son los mismos a los de una copa. La diferencia es que el cristal lleva óxido de plomo. Debido a esto, no se pueden utilizar los mismos hornos que con los tarros de vidrio. La recomendación general es que en el contenedor verde solo se depositen elementos de vidrio.

Aun así, la Ley pone límites a la utilización de metales pesados (cadmio, mercurio, plomo y cromo) en recipientes de vidrio (frascos, botellas y tarros) a 180 partes por cada millar. Por este motivo, no se deben procesar en un horno de fusión de recipientes los restos de cristal que lleven óxido de plomo. Si se hiciese, este material acabará en los recipientes o, en el peor de los casos, en las emisiones que expulsa la chimenea.

En general, no se considera un tema muy perjudicial que se recicle el cristal, ya que no son tantos las copas o vasos que se depositan en el contenedor verde. Aún así, lo que sí tiene peligro es que a los hornos de procesado lleguen otros elementos con consecuencias más graves. Por suerte, el pequeño tamaño de la entrada de los contenedores verdes no permite que la población pueda hacer grandes barbaridades.

De la misma manera que el cristal de un vaso, hay otros elementos que son vidrios, que no deben introducirse en un horno de procesado. Por ejemplo el vidrio de los parabrisas los coches tiene una composición muy parecida a la de un tarro de vidrio. A día de hoy la luna delantera de los coches contiene varias capas: una lámina de polivinil butiral (PVB) se encuentra en medio de dos placas de vidrio, un polímero que es capaz de absorber las tensiones para de esta manera, ser más resistente. El PVB se consigue suprimir con un proceso térmico, pero este proceso conlleva un coste adicional de energía que supera el coste del casco o calcín (así se conoce a los trozos de envases de vidrio recogidos para ser fundidos de nuevo): la tonalada oscila cuesta alrededor de 50 euros.

Existen otras ocasiones en los que se añaden al vidrio otros materiales que crearán conflictos en su procesado como residuo. La gran parte de los acristalamientos están fabricados con algún material para reflejar los rayos y aislar de manera más óptima o para reflejar color. Resultan alarmante los monitores de ordenadores, los tubos de los televisores y las pantallas. Con el avance de la tecnología y la televisión por TDT, las pantallas planas de la noche a la mañana se volvieron en residuos habituales. Estos electrodomésticos se deben reciclar, aunque el vidrio de las pantallas y tubos no se puede utilizar como casco de vidrio para hornos de procesado de envases o vidrio plano, ya que se componen de grandes concentraciones de óxido de fósforo y óxido de plomo.

En ocasiones, se utilizan estos sobrantes como relleno para carreteras o obras. Pueden acabar mezclándose en los hornos con el vidrio de los envases, ya que una vez despedazado es muy difícil de encontrar para los responsables de las instalaciones que adquieren la materia prima recogida. 

¿Dónde tirar un vidrio grande?

Reciclaje de cristal roto

Los accidentes ocurren y hay ocasiones en las que debido al tamaño del vidrio, se hace imposible depositarlo en el contenedor verde. Ya sea una botella grande, el cristal de una puerta o otro elemento similar, deberás tomar una serie de precauciones para tratar de la mejor forma posible ese residuo, aquí te damos unos consejos:

  • Regalarlo: La primera opción siempre es reutilizar el vidrio o cristal antes de tirarlo. Si conoces a alguien que pueda darle un segundo uso seguro que lo agradecerá. Si no siempre puedes pasarte por nuestra sección de manualidades para inspirarte con nuestra colección de manualidades con vidrio y cristal reciclado.
  • Recicla el vidrio: Dependerá del tamaño y la composición del vidrio en cuestión. Siempre puedes contactar con la empresa de gestión de residuos de tu localidad y averiguar qué procedimiento tienen habilitado para la recogida del mismo.
  • Llevarlo al vertedero: En caso de que la empresa de gestión de residuos no pueda recogerlo en tu domicilio, te tocará acercarte al depósito o vertedero habilitado para ello. Siempre es mejor que contactes previamente con ellos para conocer cualquier alternativa y evitar el viaje.
  • Protege el vidrio roto: Si finalmente tienes que transportarlo, te recomendamos que cubras el cristal con cinta adhesiva, cuanto más gruesa mejor. Esto facilitará su transporte y evitará accidentes. Lo mejor es cubrirlo por ambas caras. Si no quieres gastar una gran cantidad de cinta, te recomendamos que hagas una X partiendo desde cada una de las esquinas.
  • Embala el cristal: Para asegurarte de que no se produzca ningún incidente, puedes embalar todo el cristal en un papel burbuja o con un cartón protector. Esto evitará que en caso de rotura, alguien se corte durante su transporte.
  • Etiqueta el exterior: Deja claro a todo el mundo que se trata de un vidrio y de que es un material frágil. Será suficiente con escribir "Vidrio para desechar". Esto evitará sorpresas.
  • Deposita el vidrio cerca del contenedor verde: Si la empresa que gestiona los residuos te ha confirmado que puedes dejarlo en esa zona, bastará con dejarlo cerca de contenedor y en un lugar que no sea de paso y no suponga peligro para nadie.

¿Cómo reciclar vidrio en casa?

Lo ideal es tener un cubo, bolsa o recipiente para reciclar vidrio. Es muy importante seguir las indicaciones y reciclar correctamente el vidrio para que nuestras acciones sean efectivas y así evitaremos arruinar el trabajo de mucha gente y estropear la cadena del reciclaje.

Es fundamental que sepamos cómo debemos reciclar vidrio en casa, es decir saber qué podemos o no podemos tirar en el contenedor del vidrio, que generalmente suele ser el de color verde.  Recuerda que no sólo se trata de reciclar sino de hacerlo lo mejor posible para que éste sea efectivo.

Ideas para reciclar vidrio

Ideas para reciclar vidrio

Además de reciclar el vidrio clasificándolo correctamente, separando las tapas, quitando las etiquetas y todas las indicaciones explicadas en el artículo cómo reciclar vidrio en casa Lo mejor que podemos hacer para reciclarlo es darle un nuevo uso, como por ejemplo:

  • Convertirlo en un jarrón o elemento decorativo para la casa, la oficina o cualquier estancia que desees.
  • Darle un nuevo uso, rellenándolo el mismo u otro producto haciendo tu compra en una tienda a granel
  • Si nos gusta cocinar podemos convertirlo en un envase para conservas.
  • Si nos gustan las plantas podemos reconvertir los tarros de cristal en un bonito macetero.
  • Otra idea es usarlo como tarro o bote para lápices o soporte para velas.

Las ideas para reciclar el vidrio dándole un nuevo uso son infinitas, así como lo sea tu imaginación.

Manualidades para reciclar vidrio

Son muchas las posibilidades para reutilizar o reciclar vidrio en casa. Si quieres decorar tu casa y darle un segundo uso al vidrio que tienes en tu hogar, a continuación te dejamos una serie de artículos sobre las mejores manualidades con vidrio o cristal reciclado. Solo tienes que clickar en la imagen para ver todo el proceso de creación. 

Ventajas y beneficios de reciclar vidrio

Con el fácil gesto de tirar las botellas vacías en el contenedor de vidrio haremos una gran contribución al medio ambiente.

¿Queréis saber algo interesante? Muy posiblemente, gran parte de las botellas o tarros que descansan en la bodega de vuestra cocina estén fabricadas con vidrio reciclado. Se trata de un material que puede ser reciclado multitud de veces sin perder ninguna de sus características. Un punto a favor, no solo para las industrias embotelladoras, que reducen costes, sino que también lo es para el medio ambiente.

  • El material es reciclable al cien por cien.
  • El vidrio de los envases puede ser retornable o no retornable. Consulta su etiquetado para saberlo.
  • Los envases retornables, una vez son devueltos pasan por un proceso de higienización y vuelven a ser rellenados.
  • En el caso de los envases no retornables, una vez recogidos se llevan a la planta de tratamiento, donde se higienizan y se trituran. El material obtenido será utilizado como materia prima en la fabricación de vidrio nuevo.
  • No es un material contaminante al ser químicamente inerte.
  • Los objetos de vidrio son reutilizables. Puedes volver a darles uso, regalarlos o venderlos.
  • La reutilización o el reciclado son directos y sin apenas costes.​
  • Su coste de obtención es menor, ya que la materia prima abunda en la naturaleza.

Efectos de reciclar vidrio en el medioambiente

Botella de vidrio

El vidrio es un elemento de varios usos y completamente reciclable. Si en el proceso de fabricación de una botella de vidrio se utilizase vidrio reciclado en un 80%, se podría ahorrar hasta el 70% del consumo energético que se necesitaría si se utilizara vidrio virgen. La reutilización de los materiales obtenidos en la planta de producción durante el proceso de elaboración se lleva a cabo desde hace muchos años; sin embargo, la recolección y el procesamiento del vidrio posterior al consumo es más actual.

El rellenado y lavado de envases conlleva un impacto ecológico, ya que las botellas deben ser limpiadas y esterilizadas y se consumen lejías y otros productos quñimicos que desembocan en ríos. Aun así, en algunos países nórdicos los sistemas de lavado que utilizan minimizan considerablemente el gasto de agua.

Cuando evaluamos el impacto ambiental de las botellas durante toda su vida útil, el vidrio reutilizable es el material que tiene más ventajas respecto al resto de contenedores porque se puede volver a utilizar y es completamente reciclable, requiere pocos minerales, produce pocos residuos, menos emisiones perjudiciales a lo largo de toda su vida útil y consume menos energía.

Tiempo de degradación del vidrio

El vidrio es considerado uno de los materiales más difíciles de eliminar por la naturaleza. Se estima que un envase de cristal tarda más de 4.000 años en degradarse debido a su composición de arena, carbohidratos de sodio y calcio por lo que se convierte en una tarea titánica para los microrganismos del suelo descomponer un solo envase de cristal.

Proceso de reciclado del vidrio

El sistema de reciclado de envases de vidrio no es complicado. Las botellas y tarros que se fabrican en la empresa de envases de vidrio, son transportados a la planta envasadora donde se rellenan y son utilizados para almacenar alimentos y bebidas. Estos alimentos y bebidas, una vez ya envasados, se trasladan a los canales de distribución. Una vez almacenados, los productos envasados son distribuidos bien directamente al ciudadano, o bien al sector hostelero o industrial teniendo como finalidad, en ambos casos, el consumo por parte de la población.

Esta cantidad de envases de vidrio, una vez utilizados, ponen en funcionamiento el proceso de reciclado, consiste en la recogida de los envases de los contenedores habilitados para ello, la separación de objetos no deseados como etiquetas o desperfectos y el posterior triturado del vidrio, consiguiendo el “casco de vidrio”. El casco de vidrio, como materia prima se funde con el resto de la caliza, sosa y arena para la fabricación de nuevos envases de vidrio, de esta manera los nuevos envases y tarros que incorporan casco de vidrio, siempre son nuevos.

Si te ha parecido interesante este contenido ¡Compártelo en tus redes sociales!

Vidrio
5 (100%) 4 votes

2 comentarios en “Vidrio”

  1. Interesante artículo! En casa reciclamos desde hace tiempo y me gustaría saber más sobre manualidades para hacer en familia. Saludos

Deja un comentario